Vía Ferrata Peñas Juntas

 19 de marzo de 2011 
Pagina wep

  • Localidad : Bierge
  • Comarca : Somontano de Barbastro
  • Provincia : Huesca
  • País : España

  • Altitud : 602 Mts.
  • Población : 258 Hab.
  • Densidad : 1,78 hab./km²
  • Gentilicio : Biergino, - na
  • Código Postal : 22144
DATOS DE LA VÍA :
  • Distancia : 337 Mts.
  • Area : 1805.90 m².
  • Ascenso Total : 109 Mts.
  • Descenso Total : 64 Mts.
  • Altura Minima : 463 Mts.
  • Altura Maxima : 510 Mts.
Es una de las primeras vías de las que tuve conocimiento de su existencia y a la vez una de las ultimas que pensaba realizar ya que me daban cagueras con solo pensar en los 3 tibetanos sobre el río Isuala.
Casi sin pensarlo nos metimos en faena ya que no tenia claro de donde ir ese fin de semana y sin querer me decidí a ir a Bierge porque en caso de echarme atrás siempre podía ir a Rodellar a hacer la ferrata de  Espolón de la vírgen o a Alquezar para relajarnos por las Pasarelas del Vero.
La verdad es que a base de pasar puentes uno pierde el miedo, pero para no ser menos que otras veces, la noche de antes intente pasar los tibetanos de todas las formas posibles y todas ellas con un mismo final, llamando al 112, al final me decían "pero otra vez tu, la próxima vez viene a buscarte tu abuela".
Llegado el momento de la verdad no fue tan malo, pero a mi me parece que se mueven lo suyo todos. Al estar solos la parienta ( que se rajo y solo hizo la ferrata ) y yo, me desquite haciendo el recorrido en los dos sentidos y una vez vista la belleza de ese rincón me di cuenta que en verano esto debe de ser un hormiguero de gente. Vamos que era un privilegiado pudiendo estar tan tranquilo allí.
 APROXIMACIÓN : 
El camino que nos lleva a la ferrata lo podemos coger desde Bierge o antes de entrar en el pueblo. Yo no entre al pueblo, lo dejo pendiente para la próxima vez.
Antes de llegar a la localidad de Bierge vemos a la Izda. el cementerio y a continuación hay un camino el cual cogemos. Una vez ya por dicho camino al llegar al primer cruce Iremos a la Izda. ya que a la Dcha. nos lleva al pueblo.


A la Izda. a la vía ferrata.

A la Dcha. a Bierge.











 Incluso el camino por donde hemos venido esta señalizado para que a la hora de regresar todo sea más sencillo.
Camino de entrada señalizado para la salida.
A los pocos Mts. encontramos el primer cartel de vía ferrata. A partir de aquí en cada cruce de caminos tenemos un indicador de por donde esta la ferrata. La dirección del camino coincide con el GR- 1 pero con los indicadores de la ferrata es más que suficiente.
Primer cartel indicativo de la ferrata.
A la hora de dejar el coche podemos elegir varias opciones:
1.- En Bierge, con una aproximación a pie de unos 40 minutos.
2.- Junto a la ermita de San Pedro, acortando 10 minutos el paseo.
3.- A 10 minutos de la vía ferrata.
 En caso de coger la 3ª opción, yo dudo mucho que en los fines de semana de verano halla sitio libre, porque en el parking no caben muchos coches y ese rincón del río estará apestado de gente.
Yo elegí dejarlo junto a la ermita, para ello en el siguiente cruce seguimos de frente el camino que esta indicado como  GR 1.2. Ermita de San Pedro.
Izda. a la ermita, luego volvemos andando para coger el camino a la vía ferrata.
Al fondo la ermita.
El coche junto a la Ermita.
  











Luego retrocedemos andando unos Mts. hasta el cruce que nos lleva a la vía y de aquí hasta la ferrata tenemos media hora de paseo bastante descansado y en todos los cruces nos indica por donde debemos de ir.
Buena señalización.

A veces más casera.


 








Un poco antes de acabar el camino o pista hay espacio para dejar una media docena de coches, esta seria la 3ª opción de parking, a tan solo unos diez minutos de la vía ferrata.
Justo antes de empezar a divisar el rió y los puentes tibetanos encontramos un indicador para la ferrata y junto a ella sale un sendero que es por el que regresaremos cuando acabemos la ferrata.
Junto al sendero de regreso.


Llegando al cruce.









¡ Atención !
Si deseamos hacer la vía ferrata evitando los puentes tibetanos este mismo sendero nos sirve para ir al inicio de la vía ferrata evitando dichos puentes. Siguiéndolo nos dejara junto al cable de vida de la ferrata. Unos  Mts. antes de dicho cable hay un poste de madera clavado en el suelo y junto a el un pequeño sendero que nos baja por la orilla del barranco hasta los pies de la ferrata.

La parienta junto al final del cable de vida de la vía.
A la Izda. del poste al final de la vía, a la Dcha. al inicio de la vía.

Casi de inmediato encontramos el ultimo cartel que nos informa de la dirección a seguir, bajamos un tramo pendiente que nos deja a los pies del río y siguiendo su cauce a unos 50 Mts tenemos los tibetanos.
Ultimo cartel indicador.
Junto al tramo pendiente.





Y donde el río se encajona comienza la aventura.
 FERRATA : 
Lo que más llama la atención al ir a comenzar la vía es el estruendo que causa el agua al encajonarse, en verano con el descenso del cauce del río la cosa sera más tranquila.
El primer tibetano es corto y sirve para salvar la parte más brava del río.
En el primer tibetano lo que más acojona es la ruidera que mete el agua.
Pasado el susto tenemos una pared ligera mente desplomada, entre eso y que las grapas van ladeando hacen que la progresión sea durilla a no ser que nos agarremos a la cadena que tenemos a la Dcha., en ese caso la cosa no tiene ninguna complicación.
Subiendo la pequeña pared.
Una vez arriba andamos unos Mts. por una repisa para buscar la parte posterior de la pared por la que destreparemos por una pequeña canal.
Vista atrás al final de la repisa.
La ferrata transcurre por la parte posterior de la pared.


Primera vista del segundo tibetano.


 








El segundo tibetano con una longitud de 25 Mts. es el más largo de los tres.
Hay que hacer un corto destrepe por la pequeña canal.
Mismo sitio visto desde abajo.
Ya al otro lado de la pared el rincón parece más acogedor y bonito, esto en el caluroso verano tiene que ser el edén.
Conforme nos introducimos en el lugar el rincón  va ganando atractivo.
Desde aquí, descendemos unos Mts. tan solo con cable de vida y ya junto al rió unas grapas nos facilitan el acceso al segundo tibetano.
Cadena y grapas junto al tibetano.
Inicio de la aproximación al río.












Las rocas son la reina de la fiesta en tan acogedor rincón.
Una vez en el segundo tibetano se aprecia mejor su gran longitud. A diferencia del anterior al agua a nuestros pies esta muy en calma, cosa que se agradece, porque este puente oscila más y con el estruendo de antes la cosa tendría miga.
Y anda que no es largo el jodído. Menos mal que si pierdo el equilibrio dicen que me quedo colgado.
Como dicen en mi pueblo, si no te gustan las lentejas toma 2 platos.
Yo pasé como un flan, pero alguna le impresiono tanto el estruendo del agua que  lo dejo para mejor ocasión.
Inmortalizando el momento, pero ante todo bien asegurada.
Tras haber pasado este tibetano el tercero es coser con dedal ( que diría mi madre ), pero por si acaso más vale no presumir mucho. ¡ trata de arrancarlo Carlos !.
Este puente nos deja en la otra orilla del río y a los pies de la pared por la que transcurre el resto de la ferrata ( o como dicen algunos donde empieza la vía ferrata ).
Tercer y ultimo tibetano.
Si al final me acabaran gustando los puentes.
Para pasar del 2º al 3º puente tenemos que posarnos en lo alto de la roca que hay en medio.
Para mi, a partir de aquí se acaba lo más entretenido de la vía, porque el resto es una ferrata muy sencilla y corta. Pero a la vez puede ser perfecto para iniciarse.
Yo en este punto di media vuelta y cruce de nuevo los tibetanos, ya que como a la parienta le entraron las cagueras de la muerte, tuve que regresar con ella e ir al inicio de la ferrata por el camino que evita los puentes el cual ya he explicado antes.
Al llegar a los pies de la vía me di cuenta que el cartel de ferrata estaba tirado junto al río, así que me dedique a ponerlo junto al inicio con un belén de piedras para que dure lo máximo posible.
Ni Gaudi hubiera diseñado tal obra.
La cosa comienza con una larga tira vertical de grapas, con la que ganamos altura rapidamente. Una vez en lo alto de la pared tenemos una cadena para no tener que hacer esfuerzo alguno en superar la ultima grapa.
A esta parte el cable de vida por donde se comienza solo la vía ferrata, al fondo el cable viene de los puentes tibetanos.
Iniciando la 2º parte, o en este caso para ella comenzando la ferrata.
Progresamos rapidamente por la abundancia de grapas.


Patata, mira que me gusta chupar cámara.
Di patata.
 
Acabamos este primer tramo ayudando nos de una cadena.
Con la ayuda de una cadena andamos unos metros a nuestra Izda. en busca de las próximas grapas, las cuales irán ladeando a la vez que ascendiendo.
Avanzamos ayudando nos de la cadena.
Vista atrás del tramo andado.
Por equipación no sera.
La abundancia de grapas hace todo muy sencillo.

Mirando los pasos a dar.



Ligero ascenso ladeado.






En todo momento la cosa es muy sencilla.

Para terminar tenemos un corto tramo vertical y seguido de nuevo ladeamos a la Izda. a la vez que ascendemos, esta vez ayudados por grapas y una cadena, la cual nos lo hace todo muy sencillo ya que más parece un tumbado que una pared.
Hala, otra vez pared.
Acabando el ligero tramo vertical.
Y como siempre la parienta diciendo : hala, que me voy a dormir esperándote.
Esto ya más bien es un tumbado.
Finalizando la vía.
Y colorín colorado...
 REGRESO :
Cogemos el sendero que sale tras el poste,poco a poco va girando a la Dcha. para unirse al camino de aproximación. Como ya e dicho antes este sendero haciéndolo a la inversa sirve para ir al inicio de la ferrata evitando los tibetanos.
Una ultima mirada a Bierge, esta vez las prisas me lo impiden, queda pendiente para este verano conocer a fondo el pueblo.
 Resumiendo, lo más atractivo de esta ferrata esta en el rió, seguramente en temporada alta quizás sea un agobio por la masificación, pero si se tiene la suerte de estar con poca gente es perfecto para pasar un buen rato.
 
       RESUMEN     
   FOTO/VÍDEO   



 


  



  nº de visitas : Peñas Juntas 

 


5 comentarios:

  1. ... no hace mucho que disfrutamos de esta ferrata. Un entorno magnifico como és la sierra de Guara. Un abrazo y felicitar a quien te regaló esta gran oportunidad de disfrutar de la altura !!!

    ResponderEliminar
  2. Este fin de semana quiero ir por la zona, estay buscando una o dos ferratas que complementar a la de la Canal del Palomo y yo creo que una seguro que es esta, ya que solo por los tibetanos merecen la pena, así después nos pegamos un baño. La tercera saldrá de la del puente o la del Espolón de la Virgen ¿cual de las dos es mejor?, saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La vía ferrata del Espolón de la Virgen esta bastante bien, incluso tiene un tramo bastante aéreo, además esta en un entorno magnifico rodeado de escaladores. Por contra la vía del Puente te desilusionara, tiene en su inicio un paso muy prometedor y hay se acaba todo.Si hubieran hecho la vía en horizontal por el acantilado que hay a la orilla del rió la cosa podía haber estado muy bien, una pena.
      Que lo pases bien en la Canal del Palomo, sin duda es espectacular. Un saludo.

      Eliminar
    2. Después de realizarla, la verdad es que la ferrata tiene poca cosa, si no fuera por los tibetanos, no merece la pena hacerla, muy corta y excesivamente equipada. Los tibetanos muy guapos, sobre todo el segundo que a la mitad se mueve que de gusto.

      Eliminar